Un día Jesús estaba enseñando a la multitud.

Cuando terminó sus enseñanzas les relató esta parábola: “Por tanto, cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca. Y todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; y cayó, y grande fue su destrucción.”

Sabemos que elegir el lugar en el que se construye una casa es muy importante, también sus cimientos, que sean sólidos y bien firmes.

Los expertos en construcción escogen lugares secos, que no tengan aguas subterráneas, tampoco construyen cerca del nivel del mar.  En algunos lugares se han construido casas en antiguos cauces de ríos que han secado, pero cuando llega la lluvia el agua busca su cauce natural, y es entonces cuando estas casas se inundan de agua y algunas de ellas que están construidas con malos materiales se derrumban.

Solamente a los insensatos les gusta construir en los cauces secos de los ríos.

Aquí os dejo una presentación de la parábola






Aquí encontrarás mas actividades de la casa sobre la roca

Actividades para colorear de los dos cimientos

Canción de la casa sobre la roca.

Videos la casa sobre la roca 

Deja un comentario