Hace mucho, mucho tiempo, Dios creó el mundo en que vivimos: la tierra
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/1-222x300.jpg

Y no solo creó la tierra sino que creó el sol, la luna y las estrellas

http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/3-219x300.jpg


Y las montañas, y los ríos y los mares. Dios siguió creando, y creó los árboles, las plantas y las flores que con sus colores adornaban los campos…
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/2-212x300.jpg
Pero Dios también creó las aves que volaban por el cielo y llenó los ríos y los mares de peces que nadaban y nadaban…
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/4-211x300.jpg

Y también otros animales, elefantes, tigres, osos, perros, gatos, vacas, ovejas, conejos, leones… todos estos animalitos llenaron la tierra, corrían y saltaban y la tierra estaba hermosa. Dios estaba contento viendo su creación.
Pero faltaba algo, faltaba lo mas importante
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/5-223x300.jpg

Falta lo mas importante, ahora Dios tenía que hacer al hombre. Haré al hombre y le daré inteligencia y la capacidad para conocerme y amarme. Ah y le encargaré de que cuide de el mundo que he creado.
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/6-207x300.jpg

Pero cuando Dios dijo hombre no solo pensó en un varón. El dijo el hombre no puede estar solo, voy a crear una compañera. Así que Dios creó a  la mujer para que ambos vivieran juntos en ese lugar maravilloso.
Adán y Eva los llamó. Adán y Eva vivían felices, se amaban y cuidaban del jardín. Dios los visitaba con frecuencia, y hablaban con Dios, y sobre todo ellos obedecían lo que Dios les decía.
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/7-300x209.jpg

Podéis comer de todos los árboles menos de uno sino moriréis. Les dijo un día Dios.
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/8-220x300.jpg

Pero un día apareció por el jardín una serpiente muy astuta que convenció a Eva para que comiera la fruta del árbol prohibido. 
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/9-208x300.jpg

Y Eva desobedeció a Dios y comió del fruto.
http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/101-222x300.jpg
Y no solo comió ella, Eva convenció a Adán para que comiera él también de ese fruto.

http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/11-205x300.jpg
Esa tarde Dios fue a verlos al jardín, pero como ellos habían desobedecido a Dios tuvieron vergüenza y se escondieron.

http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/12-223x300.jpg
Dios les dijo que por su desobediencia habían dañado todo lo creado y que a partir de entonces ellos tendrían que trabajar para comer. Tampoco podían seguir viviendo allí, tenían que salir y algún día morirían.

http://meaburrelareligion.com/wp-content/uploads/2013/10/13-206x300.jpg

Pero Dios no abandonó a Adán y Eva, a pesar de la desobediencia Él nunca los abandonó.  

Deja un comentario