Mural de los libros de la Biblia. Los niños aprenden los libros de la Biblia de una manera divertida, colocándolos en su lugar correspondiente.

¿Cómo hacerlo? Imprime cada uno de los libros, colorea y recorta la silueta. Yo los he plastificado porque de este modo no se deterioran. Yo les he puesto un trocito de velcro en el reverso para poder pegarlos en un tablero en la pared.  

Deja un comentario