www.valivan.com

                                                           Un hombre quiso edificar,
                                                            en una playa junto al mar,

piedras acarreó, muros construyó
y en la blanda playa su casita levantó.
Llegó la lluvia y el temporal
vinieron grandes olas del mar
el agua salió, la playa inundó
se llevó la casa y aquel hombre fracasó.

//Si construimos nuestra vida sin Dios
nuestra casita se va a destruir
Jesús es roca firme y segura
en Él sin miedo podemos vivir//

Un hombre sabio fue a construir,
sobre una roca que había allí,
y le dijo a Dios, yo soy tu albañil 
y tu el arquitecto que me debe dirigir
Vino la lluvia y el vendaval
vino el torrente con su caudal
por mas que empujó con mucho furor
la roca de Cristo los embates soportó
//Si construimos nuestra vida sin Dios
nuestra casita se va a destruir
Jesús es roca firme y segura
en Él sin miedo podemos vivir//

Deja un comentario